5 Maneras Naturales de Blanquear los Dientes

Mira una foto de casi cualquier celebridad, y al instante notarás sus dientes blancos como perlas. Una sonrisa brillante es universalmente considerada una característica muy atractiva, por lo que es natural que tanta gente la quiera.

Pero para obtener resultados similares a los que se observan con las celebridades, es posible que tengas que visitar a un dentista y recibir blanqueamiento dental, como un bonding o adhesivo dental. Sin embargo, no todo el mundo está dispuesto a invertir el tiempo o el dinero para someterse a un procedimiento de este tipo.

Del mismo modo, es posible que no te convenzan los productos de farmacia que anuncian que producen tales efectos. Pero, eso no significa que te quedes sin opciones.

Como alternativa, puedes intentar utilizar ciertas formas naturales para blanquear los dientes. Hay innumerables personas que aseguran que estos métodos funcionan, por lo que examinaremos algunos de los más populares.

Cómo blanquear los dientes de manera natural

¿Por Qué los Dientes Se Ponen Amarillos?

Antes de que veamos las maneras que hay de blanquear los dientes, en primer lugar, tengo que explicarte rápidamente qué es lo que los hace perder su brillo natural. Esto es importante, porque te permitirá entender mejor lo que esos métodos están tratando de lograr y cómo lo hacen.

Desafortunadamente, hay bastantes causas que pueden provocar la decoloración dental. Una manera muy común por la que los dientes se ponen amarillos es que se manchan con los alimentos y las bebidas.

Esto también puede suceder debido a la acumulación de placa dental, que es una capita suave y pegajosa que se forma encima de los dientes, y está compuesta de innumerables bacterias. Esas bacterias utilizan los azúcares de los alimentos para crear ácidos que comprometen el esmalte dental.

El esmalte es la parte que compone el diente, que normalmente es visible. Es lo que “blanquea” los dientes, y por eso es importante protegerlo. Es en realidad semitranslúcido y cuando se erosiona, el tejido debajo de él se vuelve más visible. Este tejido se llama dentina y es de color amarillo, lo que explica por qué tus dientes se vuelven de este color al perder el esmaltado.

Además de ciertos alimentos y la placa, hay muchas otras razones por las que tus dientes pueden decolorarse. Algunas enfermedades pueden tener este efecto, al igual que ciertas formas de tratamiento. Por ejemplo, la quimioterapia puede hacer esto. También, existen medicamentos que pueden hacer lo mismo, y la genética de una persona también juega un papel importante.

Por otra parte, tus dientes también perderán naturalmente parte de su brillo a medida que envejeces.

Métodos Para Blanquear Los Dientes

Ahora que sabes lo que puede causar que tus dientes no se vean cómo quieres, examinaremos  algunas de las maneras en que puedes tratar de cambiar las cosas para mejor, y lograr unos dientes blancos y sanos.

1. Bicarbonato

El bicarbonato de sodio, es conocido por sus propiedades de blanqueamiento dental. Es un abrasivo, lo que le permite eliminar ciertas manchas. Es por eso que a menudo lo verás entre los ingredientes de la pasta de dientes.

Las pastas dentales que contienen bicarbonato son mejores para eliminar las manchas en los dientes. Además, el bicarbonato de sodio posee propiedades antibacterianas, por lo que ayuda a combatir la placa. Lo que está claro que es beneficioso para tu blanqueamiento.

Dicho todo esto, puedes ver que una de tus opciones es cambiar a una pasta de dientes con bicarbonato de sodio. Pero también puedes hacer una, mezclando bicarbonato con un poco de agua. Si vas a usar esta última, asegúrate de continuar usando también tu pasta de dientes regular, esta otra debe ser una medida adicional.

2. Enjuague Bucal con Aceite

Esta es una técnica tradicional (en inglés Oil Pulling),  destinada a extraer las toxinas del cuerpo. Para hacerlo, simplemente enjuágate alrededor de la boca con un poco de aceite, durante unos 20 minutos y luego lo escupes. Es similar a cómo se usa el enjuague bucal.

El oil pulling puede ser muy efectivo contra las bacterias. Y puedes usar diferentes aceites para este propósito, pero el aceite de coco parece ser la opción más popular. Tiene un sabor agradable y, lo que es más importante, y también es eficaz para combatir la placa.

El aceite de sésamo es otra buena opción, ya que es efectivo contra la Streptococcus mutans. Una bacteria que contribuye significativamente a la formación de caries dentales, haciendo que este enjuague de aceite sea una herramienta efectiva para mantener la salud bucal.

3. Agua Oxigenada

El peróxido de hidrógeno, mejor conocido como agua oxigenada, también puedes usarla para blanquear los dientes. Este ingrediente lo que encontrarás en muchos productos blanqueadores que puedes comprar en la farmacia. Ya que esto es lo blanquea el esmalte de tus dientes.

Pero también, puedes conseguirlo y usarlo tú mismo. Sin embargo, es muy importante prestar mucha atención a la concentración. Es mejor usar sólo una solución al 1,5% o al 3%. Si sólo encuentras presentaciones con una concentración más fuerte, la puedes diluir en agua y de igual forma hará un buen trabajo.

Además de blanquear los dientes, el peróxido de hidrógeno también actúa como desinfectante. Esto significa que, además de aplicarlo directamente en los dientes, el agua oxigenada también se puede utilizar como enjuague bucal. Sin embargo, úsalo sólo esporádicamente para evitar irritaciones y deja de usarlo inmediatamente si notas algo fuera de lo normal.

4. Vinagre De Manzana

El vinagre de sidra de manzana tiene ciertas propiedades antibacterianas y es un remedio muy popular, usado en muchas áreas como la salud y la belleza. Pero además, también tiene un efecto blanqueador.

Lo que también lo convierte en remedio natural para blanquear los dientes, pero como precaución, necesitas limitar el tiempo que tus dientes están expuestos a él o corres el riesgo de dañarlos.

5. Hábitos Alimenticios

La última manera de blanquear los dientes, es evitar que se manchen en primer lugar. Ya te mencioné que ciertos alimentos y bebidas le harán eso a tus dientes. Los refrescos, el vino tinto y el café son algunos de los ejemplos más conocidos.

Por lo tanto, puedes limitar el consumo de esos alimentos y lavarte la boca inmediatamente después de consumirlos para evitar la decoloración de tu dentadura.

Además, mantente alejado del tabaco.

Conclusión

Hay muchas cosas que puede hacer para mejorar tu sonrisa, y una de ellas es probar algunas de las formas naturales de blanquear los dientes que se mencionan aquí. Obviamente, ninguno de ellos funcionará al instante. Pero si se combina con una higiene dental adecuada, es posible que obtengas brillantes resultados en el futuro.

 

Califica este Post